Ayuda legal en accidentes de tráfico

abogado accidentes de trafico

Todos en un momento dado podemos tener que enfrentarnos a la experiencia de vivir un accidente de tráfico. Más allá del impacto que produce una vivencia de este tipo y el estado de nerviosismo que genera, hemos de tener en cuenta que surgen una serie de cuestiones legales en las que será necesaria  la asistencia de un abogado. En un accidente de tráfico se causan daños materiales y personales. Te contamos qué debes hacer si sufres un accidente de tráfico.

 

Qué hacer en el momento del accidente

Si por desgracia se viera envuelto en un accidente hay una serie de claves y consejos que debemos seguir:

  • Ante todo intentar mantener la calma. Sí, sabemos que no es fácil pero es importante no ponerse más nervioso de lo necesario.
  • Lo siguiente será apartar a un lado de la vía los vehículos implicados, si se pueden mover.  Es posible que a la hora de comprobar los vehículos detectemos hostilidad o agresividad por parte del otro conductor. Este es el momento donde más importante es mantener la calma. No convirtamos un accidente de tráfico en una reyerta entre conductores.
  • Hacer el parte amistoso del accidente donde las partes, de común acuerdo establecerán la forma en que ha ocurrido el accidente. Este parte será el que se envíe al seguro.si no hay acuerdo entre las partes cada una comunicará su versión a la compañía aseguradora.
  • Tomar fotos de los daños ocasionados.
  • Recomendamos llamar a la Policía Local o a la Guardia Civil de Tráfico. Las fuerzas de seguridad harán un informe sobre las circunstancias del accidente. Este informe se llama atestado y este documento tiene presunción de veracidad por lo que a priori es una prueba que, en caso de llegar a juicio, puede ser decisiva.
  • Si por alguna circunstancia un vehículo involucrado se da a la fuga es importante intentar tomar nota de la matrícula y buscar algún testigo que lo corrobore.
  • Acudir al hospital para que haya un parte médico de lesiones. Esto es necesario aunque nos encontremos bien puesto que hay lesiones que se pueden manifestar en los días posteriores al accidente.

 

Cómo reclamar al seguro

En España es obligatorio que, como mínimo, todos los vehículos estén asegurados con un seguro de responsabilidad civil que cubra daños a terceros. Conducir es una actividad de riesgo que genera alta siniestralidad. Por tal motivo nuestra Ley exige que exista ese seguro que cubra posibles responsabilidades en materia de tráfico.

Para reclamar al seguro es necesario dar parte del accidente lo antes posible. Tenemos un plazo de 7 días para comunicar a la aseguradora el siniestro. La aseguradora iniciará su maquinaria administrativa y  hará el peritaje de daños para ofrecer una indemnización.

Hay que tener en cuenta que seamos culpables del accidente o no, en la mayor parte de los casos será nuestra aseguradora quien atienda el pago de los daños. No importa que nuestra cobertura sea básica o a todo riesgo ni que seamos culpables del accidente o no:

  • Si somos culpables del accidente nuestra cobertura básica cubrirá los daños en el otro vehículo. Aquí no debemos perder de vista que nuestro seguro puede ejercer su derecho de repetición y reclamar nos las responsabilidades que se vea obligado a atender debido a nuestra acción imprudente o dolosa. Por ejemplo, en los casos en que el accidente se causa bajo los efectos del alcohol.
  • Si no somos culpables nuestro seguro puede ofrecer una indemnización, sin perjuicio de que ellos reclamen a la compañía del vehículo culpable. Esto se debe al juego de los convenios de colaboración entre aseguradoras para pago de indemnizaciones de tráfico (CIDE o ASCIDE).

Si bien parece fácil obtener una indemnización hay que tener en cuenta que el seguro no nos ofrecerá la cuantía máxima de los daños producidos, más bien será una cantidad muy reducida en comparación con la que debería abonarse.

Para lograr obtener la indemnización más elevada posible necesitaremos reclamar a través de un abogado particular experto en accidentes de tráfico que nos represente.

 

Accidente con daños personales

Uno de los aspectos más importantes en los accidentes de tráfico es poner una cifra a los daños personales y las lesiones y secuelas causadas. Es muy importante que tras el accidente se acuda al centro médico correspondiente para realizar una primera evaluación de los daños y que quede constancia en un parte sanitario.

La cuantía de la indemnización por daños personales se calcula mediante mediante la aplicación de unos baremos legales  lo difícil es determinar el diagnóstico exacto de la lesión y sus secuelas. Por tal motivo es muy importante que nuestra reclamación de daños esté debidamente reforzada por un informe detallado de un perito médico que sirva de fundamento de lo que pedimos.

 

Accidente de tráfico in itinere

Uno de los usos más habituales de nuestro vehículo es para ir y volver a nuestro centro de trabajo. Estos accidentes, desde un punto de vista legal, se consideran accidentes de trabajo. Esto supone que si en estos casos causamos baja laboral lo será por accidente de trabajo lo que tendrá una mayor cobertura por incapacidad temporal. Si estando de baja por accidente de tráfico in itinere el trabajador es despedido seguirá cobrando la prestación por incapacidad que no se descontará de la prestación por desempleo.

Es esencial que el accidente quede debidamente documentado por la policía para facilitar la tramitación del mismo y que el accidente sea considerado in itinere.

 

Sea cual sea su caso es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado que se ocupe de reclamar una indemnización justa y adecuada.

Ir arriba