Hojas de reclamaciones

abogados civiles Jaén

En una situación de incumplimiento de contrato debemos recurrir a abogados civiles que nos puedan echar una mano con ello. Un contrato es un acuerdo existente entre ambas partes. El incumplimiento se da en el momento en el que una de las 2 no cumplen con dicho acuerdo.

Una hoja de reclamación es un vehículo que la ley pone a nuestra disposición para iniciar una reclamación en el caso de que se vulneren nuestros derechos. Así, tanto el consumidor, como el usuario tiene un mecanismo legal válido para establecer una reclamación en el establecimiento en el que se lleva a cabo la compra o venta de producto/servicio.

Si quieres saber más sobre las mismas, te animamos a seguir leyendo.

¿Quién está obligado a tener hojas de reclamaciones?

Las hojas de reclamaciones, según se establece en la normativa vigente, estarán dispuestas para los consumidores por parte de cualquier persona física o jurídica que ofrece productos o servicios finales. En el caso de que el cliente las solicite y no se tengan, las consecuencias pueden ser las siguientes:

  • Asistencia de la Policía Municipal: La policía tendrá la obligación de personarse en el lugar para levantar acta.
  • Expediente sancionador: El acta será remitido a la Policía para iniciar un expediente sancionador.
  • Incluso es posible iniciar un expediente sancionador sin necesidad de avisar a la policía. El usuario puede denunciar los hechos directamente en la Administración.,

Cómo rellenar una hoja de reclamaciones

Rellenar la hoja de reclamaciones es sencillo, aunque tendremos que asegurarnos de haber usado una letra clara y fácil de leer.

La hoja de reclamaciones estará compuesta por los datos de la empresa y, si fuese posible, por los datos del vendedor. También haremos constar nuestros datos personales, el lugar en el que se ha producido el hecho y la fecha.

A continuación, explicaremos claramente los hechos, expondremos cuál es el motivo que ha llegado a desacuerdo y nuestra petición (que petición buscamos). Conviene ser lo más detallistas posible, pero sin extendernos más de lo normal. Si no contamos con el espacio que necesitamos para rellenar la hoja, podemos adjuntar una adicional.

También tendremos que aceptar un recuadro en el que damos permiso a que los organismos pertinentes puedan investigar la situación, o a un arbitraje con la empresa.

¿Y qué pasa luego?

Lo mejor que se puede hacer es dejar la hoja de reclamación como último recurso, para cuando no se puede llegar a ningún acuerdo con el vendedor o empresa. En el caso de que esto no sea posible, rellenaremos la hoja y la presentamos la copia rosa en la empresa que nos prestó el servicio o vendió el producto.

Una vez pasados 10 días, si no recibimos una respuesta por parte de la empresa, entregaremos las otras hojas en la Administración y nos sellarán la verde.

La Administración actuará de mediadora entre la empresa y el consumidor: si esta última ha cometido alguna infracción, será sancionada. Es posible llegar a juicios y arbitrajes por este medio.

Esto es todo lo que tienes que saber sobre hojas de reclamaciones.

Ir arriba